Recent Posts: Label / Tag Ex:

#Travel // Venezuela: Navegando entre la selva del Caura, en busca del Kuyuwishodü

Atardecer desde el Playon

    Caura, es el nombre de una Cuenca, la cual está definida por un sistema de
    relieves conformado por: serranías, mesetas, cerros y colinas cuyas
    pendientes encausan sus aguas, sedimentos minerales, y la capa vegetal de
    amplias superficies de un bosque Macrotérmico, hacia un extendido lugar de
    confluencia llamado el Río Caura. Lo cual nos hace pensar, que nuestro viaje
    se realiza por una zona en donde todo tiene un origen y forma distinta, pero
    al igual que el transitar de las aguas, nuestros pasos pueden llegar a
    compartir un destino común, el cual en nuestro caso es el Kuyuwishodü.

    .
    Rio Caura entre la espesa selva de los llanos del Orinoco

    .
    Lo interesante de este viaje, es que siempre transitamos por caminos
    misteriosos, como por ejemplo las aguas provenientes desde el Macizo
    Sarisariñama-Jidi, lugar en el cual se encuentran las cuevas verticales más
    anchas del mundo con un diámetro de 352 metros en su boca, y una
    profundidad de 314 metros, ubicadas sobre un tepuy de cuarcita a una altura
    2.350 msnm.
    .
    .
    En el Macizo del Sarisariñama-Jidi, nace el río Merevari a una altura que se
    acerca a los 2.000 msnm, y cuyo cauce se precipita a través de la vertiente
    sur de una meseta, hasta encontrarse cerca de los 700 msnm con un río
    proveniente desde el oeste, el cual pasa cerca de los poblados de Saraniña y
    Maniña, hasta encontrarse con el Merevari, y proseguir juntos en un viaje a
    través del valle de la vertiente norte de la Sierra de Aribana, hasta las
    poblaciones de Catisimiña y Guaña, con otro río proveniente desde un valle
    que define sus formas con la vertiente norte de la Sierra de Uainama, pero
    cuyas aguas nacen al norte en la vertiente sur de un cerro que se eleva hasta
    unos 1.000 msnm, y que se encuentra al sur del Cerro Ichun, siendo toda
    esta, una amplia zona del territorio venezolano que permanece virgen para la
    psiquis de una vasta mayoría de los habitantes de Venezuela.
    .
    Sonrisas del Caura
    .
    Luego el Merevari, en su tránsito con dirección nor-noroeste, prosigue con
    sus pasos desde Guaña, hasta Guanaña, lugar en el cual, sus aguas confluyen
    con otras aguas provenientes del oeste, y las cuales nacen a 2.000 msnm
    cerca de la cima de una meseta que alcanza la altura de los 2.300 msnm,
    descendiendo de forma abrupta hasta unos 1.000 msnm, y luego calmando
    sus aguas a través de los poblados de Majucaña y Cananauni, hasta
    Guanamañauni; lugar en el cual, sus aguas junto al Río Merevari, dan origen
    al Río Caura, quien inicia su periplo a través de los poblados de Simaraña,
    Carona, Guatisimiña y Tanimiña, cuyas toponimias nos hacen percatar, que la
    cultura ancestral de la civilización Caribe, aun circula en cada orilla del cauce
    de estas aguas misteriosas.
    .
    Danza en el Raudal
    .
    Luego el Río Caura sigue su paso a través de un amplio valle levemente
    afectado por un sistema irregular de cerros que lo circundan de lado a lado,
    hasta llegar al Raudal Carapo, posterior al cual, el Río Caura comienza su
    peregrinar, a través de una amplia superficie de planicies que se extienden
    por una suave pendiente hacia el norte, hasta los 280 msnm, terreno por el
    cual, antes del Raudal Yuruani, juntan sus aguas el Río Caura y el Río Erebato,
    quien continua un viaje que inició desde la inhóspita Serranía de Maigualida,
    tierra de los misteriosos Hoti, y cuna de los valiosos conocimientos de este
    pueblo, cuyos valores se basan en la protección de toda cuanta vida conocen
    sus sentidos.
    .
    .
    El Río Erebato, nace de la confluencia de las aguas de tres ríos distintos, los
    cuales circulan a través de los poblados de Chajutaña, Santa María de
    Erebato, Eguaña, Chajuraña y Paranaquire, toponimia que nos hace pensar
    que en esta zona habita un pueblo distinto al Yekwana y el Hoti, pero
    igualmente perteneciente a la cultura Caribe, y el cual, posiblemente sean los
    Sanemá, los autores intelectuales de toda esta toponimia. Sin embargo, este
    infinito sistema de aguas, posee otro importante afluente, como lo es el Río
    Cacara, cuya naciente se encuentra cerca de la vertiente oeste de una meseta
    al norte del Macizo Sarisariñama-Jidi, haciéndonos pensar que dicho macizo,
    pueda ser una tierra de aguas, y quizás por ello, los Yekwana sean
    considerados un pueblo de expertos navegantes. El Río Cacara, realiza su
    viaje a través de un valle que lo conduce por el norte hacia el Río Erebato,
    antes de llegar este ultimo al poblado de Paranaquire.
    .
    Poblado Sanema en el Playon
    .
    Luego de la confluencia del Río Erebato con el Río Caura, le sigue el Raudal
    Yuruani, posterior a la cual, existe la confluencia del Río Caura con otro río no
    muy extenso como el Río Erebato, y cuya naciente se encuentra al suroeste
    de la Sierra del Aro, a una altura entre los 250 y 500 msnm, lugar desde
    donde desciende hasta fundir sus aguas con las del Río Caura, un poco antes
    del kuyuwishodü, punto desde el cual el Río Caura inicia un recorrido a través
    de un sistema de rápidos que apaciguan la bravura sus aguas en un amplio
    cauce, que nos da la sensación de encontrarnos a orillas de un lago, que
    adentra sus aguas hacia una espesa selva siempre verde y misteriosa; y lugar
    en el cual, en medio de lo aparentemente manso de las aguas, habitan los
    Sanemá, en el poblado de El Playón.
    .
    Luego del accidente geográfico que marcan el Kuyuwishodü y su posterior
    raudal, el Río Caura ha ido dejando atrás al Macizo Guayanés, y se va
    adentrando en los Llanos del Orinoco, unos llanos cubiertos al inicio de su
    extensión, por árboles inmensos emergiendo entre bosques de intensa
    espesura. Es precisamente, hacia esta tierra, a donde las aguas del Río
    Nichare, proveniente de la Serranía de Chivapure, y el Río Mato, proveniente
    de la serranía vecina al norte de la Chivapure, la Serranía de Mato, ambas con
    una altura máxima entre los 1.000 y 2.000 msnm, surten sus aguas en ese
    mismo orden de sur a norte, al Río Caura en su deambular septentrional, a
    través de poblados como la Prisión, Las Trincheras, Guayaba, Bejuquero y el
    Campamento Las Cocuizas, marchando imparable con sus aguas cargadas de
    sedientos minerales y capas vegetales provenientes de lugares repletos de
    magia, misterio y sabiduría ancestral, hasta el Pueblo de Maripa, para luego
    proseguir con su enorme masa hídrica hacia el poblado de La Aurora, y poco
    antes de su fin, ser tributado desde el suroeste, por las aguas de un río
    proveniente del Cerro Monte Oscuro, cuya cima no sobre pasa los 500 msnm.
    .
    Ya el Río Caura, en el final de su periplo como Caura, derrama sus aguas
    sobre el río más grande de la Venezziola de Américo Vespucio, cerca del
    poblado de Las Majadas, en donde el Caura se transforma en uno más de
    esos grandes tributarios del mestizo Orinoco, ese que recibe a las aguas de
    todos los colores, y con mensajes que emanan los restos de un escudo
    antiguo llamado Guayana, cuyas tierras terminan sobre lo que antes eran las
    orillas de una isla, y hoy serpentea entre arena y rocas, el río Orinoco.
    .
    Playa en el Bajo Caura
    Inspirado en:
    • – Los Mapas: Sistemas Hidrográficos de Venezuela, Regiones Naturalesde Venezuela, Relieve en 3D de Venezuela.
    • – Literatura: Marahuaka, Desnudo en la Selva, El Ávila un Museo Viviente, Geológica, Geohistoria de la Sensibilidad en Venezuela, Viajes a Las Regiones Equinocciales del Nuevo Continente, Estudios de Zent y Zent sobre los Hoti.
    • – Viaje: al Kuyuwishodü.
    • – Guías: Luis Sosa, Roniel Quiaragua y Rossana Rodriguez
    • – Equipo: Esposa del Sr. Luis Sosa, La Sra. Noris y Luisito,
    • – Compañeros de viaje: Aleida, Ana, Priscila, Luz, Leidi, Jenny, Leonardo, Silvio, Rodrigo, y mi bella amada Laura Niederjaufner.
    • – Retos: incursionar en la Serranía de Magualida, el Alto Caura y las simas del Sarisariñama